miércoles, 4 de marzo de 2009

Amor PRIMOrdial...

Melissa se enamoró de alguien del cual no debió enamorarse: su primo. 

Melissa conoció a César (su primo hermano por parte de papá) cuando ambos tenían aprox. 9 años. 

La primera vez que Melissa lo vio preguntó: ¿quién es ese niño que baja las escaleras? y su prima Paola le contestó: ahhh es el hijo menor de tu tío Carlos, se llama César y es tu primo. No lo habías visto antes porque vivía con su mamá en otra casa pero ahora ha venido a vivir acá... en el 
piso de arriba.

Melissa lo volvió a mirar desde la ventana y vio a un chico con su misma altura de cabello negro lacio, trigueño y con rasgos conocidos; era delgado y escurridizo... silencioso y temeroso, con una mirada triste...

A Melissa le llamó mucho la atención aquel niño que sólo bajo pidió algo y subió corriendo al verla; desde ese entonces Melissa lo veía solo a veces los fines de semana cuando iba de visita a la casa de su abuelita. César a veces estaba y a veces no. A veces bajaba a las reuniones familiares y se sentaba en un rincón silencioso mientras Melissa, quien era el centro de la fiesta, bailaba, reía y recitaba para sus tíos y tías mientras su mamá aplaudía ostentosa de tener una hija tan talentosa.

Pasó el tiempo y Melissa creció y César por su parte también; él ya no era el pequeño niño delgado y tímido, era un adolescente robusto, rebelde pero seguía teniendo esa mirada... tan vacía, tan sola... él se había convertido casi casi en la "oveja negra de la familia"

Melissa por su parte había crecido, era inteligente con buenas notas en el colegio participaba en todo y era la persona tomada de "ejemplo" en toda conversación familiar... casi casi estaba 
colocada en una urna desde la cual todos la adoraban.

SITUACIONES:

• Un día de visita en la casa de su abuelita sirvieron la cena, eran demasiados y habían pocas sillas y muchas bancas. César se había sentado en una silla y ya estaba comiendo; llegó Melissa para sentarse a la mesa y cogió una banca sin problemas y se sentó a comer... acto seguido su tía hizo a gritos que César se parara para que le diera el asiento (la silla) y le pidió que se sentara en "la banca".

• Un día Melissa escuchó a sus primas decir: "César han venido tus primos de visita, anda bañate y cámbiate por lo menos... no te pueden ver así"

• Tomando gaseosa en la cocina a Melissa se le cayó un poco al piso. César estaba sentado cerca. Melissa le preguntó a su tía donde había algún trapeador para que ella limpiara el piso; su tía le dijo que lo dejará así y luego dio la vuelta y le gritó a César: "anda corre trae el trapo y limpia el piso"

Melissa y César fueron creciendo y empezaron intercambiar palabras para saludarse cada vez que ella iba de visita (antes ni se saludaban) 

En esa casa habían otros niños (una disque prima -que en realidad no lo era 2 años mayor que Mleissa-, Lucero menor que Melissa por 4 años, el hermano de Melissa con el que se lleva 4 años 
y César de la edad exacta a la de Melissa) Todos buscaban reunirse a jugar y acoplaban a Melissa y a su hermano a sus juegos (siempre salía llorando alguien al final pero esos juegos ayudaron a mantener un poquitín más de comunicación) Melissa también era muy tímida pero César le llamaba mucho al atención, constituía un misterio para ella.. pues ella no sabía ni conocía casi nada de él.

Algunos primos se fueron... todos crecieron. Un día de fiesta Melissa entabló una vaga conversación con César (quien ahora trabajaba atendiendo las cabinas de Internet que se habían improvisado en lo que antes era la sala de la casa) y le dijo que ella iba a ir algún día a "serrucharle el trabajo". 

Él se burló de ella y le dijo que no creía que ella pudiera llegar a esa casa (la casa de su abuelita) sola porque nunca lo había hecho antes (su papá siempre era el que los llevaba los fines de semana en "el carro") Ella lo sintió como un reto y pactaron un miércoles.

Esa mañana ella se levantó muy temprano se arregló y sintió como se le estremecía todo el 
cuerpo... parecía una cita. Le pidió permiso a sus papas y enrumbó a casa de su abuelita, al dichoso "Internet".

Tocó el timbre y él abrió; César la quedó mirando, aun con esos 16 años encima parecía tener la misma mirada del niño de 9. Rieron un poco y él al principio no creyó que ella hubiese llegado sola pues la distancia es de casi una hora de camino.

Ese día se la pasaron atendiendo en el Internet y conversando... sintieron atracción el uno por el otro, se rieron (con esas risitas diforzadas y coquetas)... como ese pasaron muchos días y cada vez se empezaron a llevar mejor. Incluso en una ocasión por la tarde (al término de su turno) César invitó a Melissa a tomar "Jugo" y la pasaron genial hablando de sus amores, de su vida, de todo.

No se supo cuando sucedió... pero ocurrió y cuando todo sucedió fue rápido. Se miraron... hablaron, se besaron y comenzaron a salir tomados de la mano. Se acariciaron, se volvieron a mirar y se recordaron mutuamente que eran primos hermanos, y se dieron cuenta que a pesar de ellos estaban enamorados. 

Se hicieron enamorados... y estuvieron juntos contra viento y marea y a escondidas casi 2 años hasta que la familia los descubrió y les pareció lo peor del mundo, no sólo porque pensaban que él la oveja negra estaba corrompiendo a la más-más de la familia sino porque decían que sus niveles y el roce social de ambos no era el mismo.

A César le decían que Melissa estaba jugando con él, porque una chica así no se podía fijar en alguien como él y mucho menos quererlo; y a Melissa le decían que había defraudado a la familia porque César fuera de ser su primo no era nadie... no estudiaba, trabajaba pero nada más y no tenía ninguna clase de futuro que ofrecerle, poseía un bajo nivel y no era un Brad Pitt (como hubiesen querido sus padres, un enamorado para ella)

Ellos ya habían soñado juntos, una vida, un mundo lejos de todo en donde no importara nada. César le regalo 2 peluches a Melissa en ocasiones diferentes y esos peluches se convirtieron en sus hijos, y les pusieron nombre, y soñaron en ahorrar dinero para irse lejos. César quería sacarse la mierd@ trabajando y juntando plata para poder casarse con Melissa y llevársela lejos... quería darle lo que ella se merecía y a él no le importaba esperar... quería que ella terminara su carrera. Ambos se amaban y practicamente lo habían planeado todo... pero Melissa se moría de miedo.

Las cosas se pusieron feas, a Melissa ya no la dejaban salir de su casa, le interceptaban todas las llamadas. Si sonaba el celular su mamá se sentaba a su costado y la obligaba a hablar delante de ella y luego contarle quien era y porqué la llamaba. Cada vez que entraba al msn su mamá estaba al lado leyendo todas sus conversaciones. No podía tardarse mucho en llegar a la casa luego de la universidad... todo estaba demasiado controlado... Melissa lloraba por las noches y sentía que se volvía loca porque su papá había hablado con ella y le había dado un mes de plazo para terminar con César pues si no lo hacía dejaría de pagarle la universidad.

Su carrera, era lo que más le importaba, no sabia que hacer... le habían dicho cosas como: "vas a destruir a la familia" "me has defraudado" "siento que te doy educación por las huev@s" "se suponía que eras inteligente, ¿que tienes en la cabeza?", etc etc.

Pasó el tiempo límite y ella siguió con él. Ambos decidieron mentir y jurar que ya no estaban.. pero aun encontraban la manera de verse... las cosas de todos modos se siguieron poniendo tensas porque ya nada era como antes... Ella ya no iba donde su abuelita de visita porque él vivía allí... sus tías estaban molestos con ella... todo era un caos... nadie quería saber de Melissa y de César, por lo menos no de ambos juntos.

Melissa lloraba y César se estrezaba, en su desesperación la gritaba y le decía que dejara de llorar y la hacía llorar con más fuerza. Las peleas aumentaron, la tensión aumentó y la relación no dio para más... Melissa tenía que hablar con él y decirle que todo tenía que acabar. Ella sabía que tenía que hacerle daño para que él se fuera como si nada... para que pasaran las discusiones y todo alguien debía sacrificarse y Melissa casi casi postulante a Kamikaze decidió hacerlo; habló con César y le dijo que ya no lo quería, que la magia se había terminado y que todo ahora sería para la historia. César no dijo más... ya había intentado de todo para salvar la relación pero Melissa ya había tomado por dentro esta desición. Sería lo mejor para todos. Ella no quería que toda la familia estuviera separada (así como lo estaba) por su culpa. Había odiado ya ver llorar a su mamá y a su papá por su culpa y sentía todo el peso sobre sí.

Pasaron 6 meses, las cosas se tranquilizaron y  Melissa ha intentado hacer una nueva vida, se ha equivocado muchas veces en el camino pero ella sigue... ahora tiene enamorado alguien que la quiere pero que vive de realidades y Melissa es soñadora (los sueños han sido los que la han impulsado durante todo este tiempo y es difícil que se los quiten) Ella lo quiere pero hay algo que aun no encaja... de todos modos son felices o intentan serlo a su manera.

Melissa se encontró con César hace unos días. Él no quería saber nada de ella... pero ella decidió contarle la verdad del asunto luego de 6 meses... ella por fin le dijo que había terminado con él por el bien de todos y no porque no lo quisiera. Él le dijo que le daba igual pero en un momento de arrebato durante la despedida él la miro fijamente y le dijo : "Escápate conmigo. Manda a la mierd@ todo y vámonos juntos; tú me quieres y yo también y sé que es difícil pero podemos intentarlo".

Melissa se ha quedado pensando desde ese día... César tiene razón, Melissa no lo olvida pero sabe que su relación es tormentosa para la familia; además tiene de por medio a un enamorado con el que ya ha estado intentando reconstruir su vida.

Melissa, hoy con 20 años, tiene que tomar una desición pronto, ya no es más una niña. 

¿Regresar con César a quien quiere locamente pero por el que terminó por ser primos y por el bien de la familia o guardarse ese amor e intentar olvidar y reconstruir su vida al lado de otra persona?

¿Debe Melissa sacrificar su amor por lo que piensan otros?

Palabras exactas de Melissa: "Nunca encontraré a nadie que me dé todo el amor que César me da... y nunca querré a nadie tanto como quiero a César, pero lo nuestro no puede ser, al menos no ahora... aún me quedan 2 años y medio para terminar la carrera. Si tuviese 25 años, la profesión terminada, un buen trabajo y una casa ya me hubiese ido con él... ahora no tengo nada, puedo perderlo TODO pero aún así soy capaz de arriesgarme... lo quiero demasiado"


6 comentarios:

webero dijo...

Dificil esa situacion, tener a la familia en contra,,

pero cuando uno se enamora,,, ya fueron todos los demas xD,,, nada los detiene ps,,,,

saludos,,,

rOo RAMONE dijo...

Nunca es justo estar enamorada de alguien que te tiene en concepto de que tu lo idolatras,
pero qué se le va a hacer,
tomar decisiones erroneas o acertadas, cómo saber? Señor destino, iluminanos!
Suerte para ti,
y esperanza para mi.

Un beso

Goz dijo...

y la pregunta es "que tiene de malo?"

lo mas ridiculo que podria escuchar es un "por que se ve feo"

lo que aca "se ve feo" en otro lado no y viceversa... es ridiculo hacer las cosas buscando aprobacion de "la gente" como si uno viviera de esta...

Juaneca* dijo...

Auch.
Que los mande a todos al caraj* y que por la fuck! se quede con César (aiii mi pata se llama cesar! haha)

Que se escapen! la familia se arrepentirá ¬¬
Estos casos me hacen renegar muchísimo porque cuando uno se enamora no deben existir PROHIBICIONES !

Un abrazo (:

=) =) =) xD!!! dijo...

Que se espere dos años...
que termine la carrera
SOLO SON 2 AÑOS
y despues
que se vaya con cesar :)

kate dijo...

Kateando a sus comentarios :)

•webero: Opino lo mismo, su situación es delicada, pero el amor es mas fuerte que todo ¿no?.

•rOo RAMONE: en realidad nunca se sabe si la desicion es totalmente correcta... la vida es extraña. Lo que es correcto para unos no lo es para otros. Y... esperanza? ya la tienes.. todos tenemos la esperanza en la sonrisa :)

•Goz: Para ellos no tiene nada de malo pero las "amenazas" van mucho mas alla que todo y Melissa no quiere perder la carrera ni sentri que defrauda a toda la familia... ella quisiera que aceptaran la relacion y eso esta demasiado dificil por eso sufre tanto.

• Juaneca*: Jajaja.. todos al caraj* y se acabo el problema... ojala fuera tan facil. Cesar quiere darle lo mejor a Melissa y él ahorita esta trabajando de part time y no estudia :(

• =)=)=)xD!!!: Creo que sería lo más lógico ¿no?.. esperar.. pero y mientras tanto?